jueves, 18 de abril de 2013

Gama de grises para tus paredes


Hace unos días cambié el suelo del baño, y pasó algo curioso. A pesar de que elegí un color bastante similar al anterior, de pronto ya no me pegaba el color de las paredes. Pensé en volver a pintar y decidí que las quería grises. Se lo comenté a mi chico y dijo: ¿gris? ese color es muy triste. Y con el fin de demostrarle que no, nació este post. Y para que no sea yo quien le intente convencer, he recurrido a una experta. Begoña, de Mandarina Showroom, que nos ha preparado esta exahustiva entrada sobre el color gris. Gracias, Begoña. Ya estoy deseando tu siguiente colaboración. Les dejo con ella:  
 
El color de las paredes es un elemento fundamental en la decoración de una casa. De él dependerá, en parte, la creación de determinados ambientes, ya sean fríos o cálidos, armoniosos o inquietos, e incluso la percepción del espacio, es decir, según los colores utilizados tendremos la sensación de mayor o menor amplitud. Por ello, es importante conocer las características que transmiten los colores. El color gris, un básico que no puede faltar.
 
  

Si hablamos de gris, hacemos referencia al color neutro de moda, el nuevo blanco, un color base perfectamente combinable con diferentes colores y materiales, cuyo resultado siempre será sobrio y elegante. Se encarga de reafirmar los colores cálidos y acentuar los más fríos.
 
Gracias a su versatilidad, nos permite crear espacios atrevidos o uniformes. Coordina muy bien con otros tonos neutros, como son los blancos y naturales, creando discretos contrastes que guardarán la uniformidad cromática. Dentro de la gama de los grises, la mezcla resultante de distintas intensidades será un éxito, jugando con las variedades más claras y oscuras de la paleta, crearemos espacios con fuerza que, a su vez, transmitan serenidad.

Permite experimentar con todo tipo de colores, tanto en paredes como en complementos, desde las tonalidades pastel a las más atrevidas y llamativas. Al unirse en una misma estancia con rosas, verdes, amarillos, azules, o naranjas el resultado es espectacular. Por si mismo, tiene la capacidad de armonizar el conjunto, consiguiendo el equilibrio entre colores dispares.

Consigue resaltar las líneas y formas de los elementos que lo rodean, por decirlo de alguna manera, los enmarca, crea ambientes con carácter y personalidad. Todo ello, debe ir acompañado de una correcta iluminación que potencie los efectos de nuestro color.

Es aconsejable para todo tipo de estilos decorativos, desde los más clásicos y tradicionales, a los más modernos y vanguardistas, nunca pasa de moda. Según la tonalidad que utilicemos conseguiremos espacios más serios o frescos, según el ambiente que pensemos crear y de la zona de la casa que se trate.


 
Los grises claros proporcionan una mayor sensación de amplitud y luminosidad, por lo que son perfectos para habitaciones de pequeño tamaño que potencie su dimensión. Los más oscuros, es aconsejable utilizarlos sin excedernos, por ejemplo en alguna pared, intensificando el contraste con el resto de paredes, evitando espacios lúgubres y con falta de vida.

Es un color que, además de por la estética que plasma, transmite ciertas sensaciones en los espacios donde se utiliza. Favorece la concentración y evita las distracciones innecesarias, por lo que se recomienda su utilización en zonas de estudio o lectura. No produce cansancio en la vista, y nos ayuda a evadirnos, siendo apropiados en zonas de relax. Otras impresiones que refleja son estabilidad, generosidad, organización, aislamiento e independencia.

Son muchos los motivos por los que el gris no puede faltar en las paredes de nuestro hogar, especialmente en zonas como el salón o dormitorio que necesitan que se respire tranquilidad. Las opciones de tonos a elegir son innumerables, seguro que alguno se adapta a vuestro estilo.

El gris es el color neutro por antonomasia. Esto le convierte en una herramienta muy versátil en el mundo de la decoración, combinando con colores muy fuertes como el rojo, los fucsias, el verde, amarillo, naranjas, morado, los azules fuertes... Únicamente el blanco le iguala en esa capacidad de armonizar con el conjunto. Tiene una gran ventaja frente al beige, puesto que éste altera las impresiones de los otros colores con los que se mezcla, mientras que el gris, hará que éstas permanezcan intactas.


 
Las casas, sin darse cuenta, tienen una mayor presencia de este color de la que creen: aceros, aluminios, cuberterías, griferías o baterías de cocina le hacen casi omnipresente en nuestro hogar. Las últimas tendencias decorativas le están dando un protagonismo inusual hasta hace pocos años.
El gris es el nuevo negro. Al menos es lo que se decía algunos años atrás respecto de la ropa, y como todos sabemos, la decoración siempre se impregna de las tendencias de la moda. Lo que tiene de tentador el gris, es que es un color base muy combinable y hay una gama muy amplia de tonos: si pintamos de rojo no podemos pedir un rojo clarito, el rojo es rojo. En lo que respecta al gris, se pueden lograr desde gamas muy tenues hasta el otras bien oscuras, y siempre sigue siendo gris.
Otro aspecto versátil que tiene, es que es un color que se adapta tanto a un estilo clásico o tradicional, como para un diseño muy moderno y de vanguardia. Algunos ejemplos e ideas de cómo combinar gris en diferentes ambientes de la casa:
Una sola pared es suficiente: Pinta tan solo una pared que haga de cabecero, o la del fondo del sillón. Resaltan muy bien los objetos claros y cualquier color vibrante.
Destellos de color: El aspecto severo que da el gris se descontractura con detalles en textiles o complementos para un espacio dotado de fuerza y vitalidad.
Versión rústica: No sólo en ambientes urbanos queda bien este color. Para una casa en medio de la naturaleza combina con grises amarronados o grises verdes.
Gris para un baño: El tono perfecto, claro para resaltar la limpieza y funcionalidad, oscuro para enmarcar las piezas.
En trama: Gris sobre gris, no tiene que ser aburrido. Una trama de fondo en tonos grises crea un ambiente sobrio pero actual a la vez.
Gris con fucsia/ amarillo/ turquesa/ rojo: Un color fuerte y chocante provoca un contraste muy alegre, juvenil y moderno. La frialdad del gris se contrarresta con otras paredes, con alfombras de colores vivos y tapizados
Un clásico en gris: Un ambiente clásico con molduras pintado íntegramente en gris, resalta la moldura en blanco y todo su mobiliario clásico perfectamente.
 

 
Ideal para la concentración

Especialmente recomendable es su utilización en las zonas de estudio o de lectura, pues evitará distracciones innecesarias favoreciendo la total concentración de sus ocupantes. Al no producir ningún tipo de cansancio a la vista, podremos pasar largas horas bajo su amparo sin acusar la fatiga.

Una elección clara para las paredes del salón será el remate perfecto para una decoración a base de blancos rotos, marfil o cáscara de huevo con detalles en madera que fortalezcan la viveza de la habitación. Si conseguimos añadir una buena cantidad de iluminación contaremos con un auténtico oasis de tranquilidad en nuestra propia casa.
Funciona perfectamente para cualquier ambiente (cocinas, baños, salones, oficinas…) sin tener ninguna tendencia marcada (femenina-masculina), por lo que gusta tanto a hombres como a mujeres.
Es un color que va muy bien combinado con colores tanto fríos como cálidos, y como ya hemos comentado, incluso tonos muy intensos. La combinación blanco, negro y gris, es utilizada sobre todo, en espacios con decoración moderna.
Si no le convence pintar una gran superficie de este color, puede probar a crear un contraste con el color elegido como principal para la estancia, ya sea mediante pintura o con un papel pintado.
 
Infinitas posibilidades
Una decoración monocroma será, casi siempre, una opción acertada. Con la adhesión de blancos y negros a la paleta favoreceremos la sensación de continuidad, tanto en el tono como en la impresión de tranquilidad resultante. Con el gris haciendo de puente entre los dos extremos, un resultado satisfactorio está prácticamente garantizado.
Esta combinación tonal es muy recurrente en el minimalismo, corriente en la que la sencillez de líneas y formas se acentúa por la simplicidad de los tonos escogidos. Pero, igual que a estilos modernos, nuestro protagonista puede añadirse a estilos étnicos en sus tonos piedra, los cuales, indiscutiblemente, conferirán un toque natural al conjunto.

 
Ficha técnica

El gris es el color sin fuerza. En él, el noble blanco está ensuciado y el fuerte negro debilitado. Depende mucho más de los colores que lo rodean que de su propio tono. Es neutro y pasivo, simboliza la indecisión y la ausencia de energía, expresa duda y melancolía. Es una fusión de penas y alegrías, del bien y el mal.
Psicológicamente es el más difícil de asociar: es demasiado débil para ser masculino, pero también es muy amenazante para ser femenino. No es cálido ni frío. No es espiritual ni material.

También el gris es el color de la teoría y la reflexión. El entendimiento se localiza en la materia gris del cerebro. Las publicaciones especializadas y las tesis doctorales conforman la “literatura gris”. También es el color de lo secreto y de aquello entre lo permitido y lo castigable. De gris se tiñen los sentimientos que mantenemos en secreto, es el color de la sombra.
En la naturaleza, el gris puede ser retraído o sugerente de distancia. También recuerda los cielos de invierno, las lluvias, la niebla, las sombras y los días nublados. Las hojas del sauce llorón son grises. El gris es el color del mal tiempo. En el mundo animal es el color preferido para el camuflaje. Muchos animales son grises, sobre todo, los nocturnos.

Los artistas aprecian el gris. Grisalla es el nombre de una técnica pictórica cuyos colores se reducen a tonos grises. Los artistas distinguen entre “gris cálido”, “gris frío” y “gris neutro”. El gris en pintura, es el color que armoniza con todo lo malo. El cuadro más famoso pintado en tonos de gris es el Guernica (1937), de Pablo Picasso. En el siglo XIX, los tejidos brillantes, los pliegues y colores desaparecieron de la moda masculina que venía de Inglaterra. El traje ideal de diario era, en verano, un moderado gris claro y, en invierno, un moderado gris oscuro.
 
 
Colores neutros: luminosos y serenos
Los colores neutros son una apuesta segura para pintar la casa. Desde el blanco puro hasta el negro azabache, esta paleta incluye blancos rotos , grises, cremas, tostados, tierras, etc. Son colores que transmiten sosiego, elegancia y sofisticación. En sus tonalidades claras, crean una sensación de amplitud de espacio. Se pueden utilizar en todas las estancias y permiten unificar ambientes cuando se establece una transición suave entre los distintos tonos.
Luminosos y serenos, los tonos neutros tienen una gran versatilidad decorativa. La elegancia de un blanco lino, por ejemplo, transmitirá en tu casa sensación de orden y armonía. La claridad cálida del beige arena te será perfecta para agrandar estancias reducidas. Y si necesitas paz y serenidad en tu casa, recomendamos la placidez del gris piedra, pues te permitirá una transición suave entre distintas zonas. Si eres de los que necesitas atmósferas sofisticadas y elegantes, la elección segura es el gris plomo.
Feng Shui (Elemento Metal)

El color negro es la ausencia del color. Da un ambiente de sensualidad, profundidad y receptividad. Genera un ámbito silencioso y romántico. También transmite nobleza y elegancia.
El color blanco es lo opuesto al negro, la suma de todos los colores, la representación del bien, símbolo y sensación de pureza y limpieza. El blanco crea una impresión luminosa de vacío, es un color de estímulos positivos. Puede resultar frío, e incomodo para ciertas personas, tiende a cansar la vista.
Las tonalidades grises son la mezcla de los dos colores anteriormente nombrados, el equilibrio, la neutralidad. Dan la impresión de frialdad metálica, pero también sensación de brillantez, lujo y elegancia, incluso tristeza, indecisión, pasividad.
 

Interiores en todos los tonos de gris
Los grises son especiales para generar ambientes apacibles y elegantes, más o menos iluminados según el brillo o claridad del tono elegido. Son buenos compañeros de cualquier otro color, se llevan con blanco, negro, naturales, y especialmente tonalidades cálidas. Veamos algunos ejemplos de los claros a los más oscuros:
TONOS SUAVES: Son los más cercanos al blanco, por lo que aportan iluminación y cierta amplitud al ambiente en el que se los usa. Especial para estilos de decoración modernos, tipo minimalista o vanguardista.
Gris Hielo, Gris Luna, Gris Perla
Generalmente se acompaña muy bien con tonos más oscuros de gris, maderas de distintas tonalidades, especialmente madera clara, acero o cromados y muebles de diseño moderno. Se pueden usar algunos complementos vistosos en colores cálidos (naranja, rojo, amarillo) o fríos (verde, azul, lila) para colorear el ambiente.

TONOS MEDIOS: Aquí encontramos los tonos a mitad de camino, entre el blanco y el negro. Se hace imprescindible el uso de blanco, el que puede estar incluido en telas, cielorraso y vigas, rodapiés, zócalos, cenefas o cualquier complemento decorativo.
Gris Ceniza, Gris Humo

El uso de maderas claras u oscuras le sienta muy bien. Como también cremas, beige y toda la carta de tonos pasteles. Lograremos un ambiente más armonioso que con una tonalidad oscura.

TONOS OSCUROS: Los grises en estas tonalidades son muy elegantes y dotan a la estancia de distinción. Pueden ser acompañados con complementos y muebles en tonos suaves, naturales, o al contrario, especialmente coloridos para generar un ambiente más atractivo. Adecuado para el uso de maderas en tonos medios.
Gris Topo, Gris Grafito
Lógicamente el color reducirá bastante las proporciones del ambiente, además de su iluminación, por lo que es apropiado para ambientes amplios y con buena luz natural y artificial.
 
 
Combinaciones con gris
 
A través de las distintas combinaciones de colores que pueden lograrse con el gris se crean espacios para todos los gustos. Usando como base las paredes pintadas de gris, generalmente blanco para acompañar, veremos cómo algunos de los colores vibrantes dan la nota de color o acento.
 
Gris y naranja
 
Tal vez es una de las combinaciones con gris más comunes. Es un color que rompe con la serenidad de la tonalidad neutral y aviva cualquier tipo de ambientes. Recomendado para todos los espacios, especialmente cocinas modernas, salones y dormitorios principales. El naranja puede abarcar todas las tonalidades, desde las más vibrantes (mandarina, caldera) hasta las más oscuras y sobrias (teja, canela, calabaza), dependiendo del acento que se le quiera dar.
 
Gris y verde
 
Un verde bastante intenso y joven destaca verdaderamente sobre el fondo gris. Especial para habitaciones juveniles, comedores, salones modernos y baños. Con verde oliva genera un espacio más sobrio, pero no por eso menos atractivo.
 
Gris y violetas.
 
El púrpura o violeta donde se encuentra crea una habitación con un toque de distinción y nobleza. Junto al gris no pierde sus cualidades. Conviene usarlo de forma medida. Recomendado para dormitorios principales, cocinas muy modernas, baños, salones.
Gris y rojo Una combinación actual. Conviene escoger con precisión la tonalidad de rojo a utilizar para no agobiar, pero se pueden lograr espacios muy atractivos. Apto para dormitorios matrimoniales, salones y cocinas.
 
Gris y amarillo.
 
De la misma forma que el verde lima, el amarillo brinda vida y luminosidad. Bueno para comedores elegantes, salones, dormitorios en general.
 
Gris y azul.
 
El color azul es pasivo y frío, características similares al color neutro. Podemos generar espacios frescos en apariencia, pero a la vez de gran elegancia y relajación. Con turquesa avivaremos un poco más la combinación. Se recomienda usar una tonalidad de gris suave (ceniza, perla)
 
Gris y rosa.
 
Queramos o no el color rosa es un color femenino, y así se ve un ambiente donde se utilice, y el gris y el blanco son las tonalidades con las que mejor se lleva. Especial para habitaciones de niñas.
 
 
Esta es una forma sencilla de usar una combinación sin miedo a equivocarnos, utilizando el color que más nos gusta pero sin abusar. Recuerda que si tienes un espacio oscuro debes usar tonalidades de grises suaves. Los objetos en color atraerán las miradas, por ello procura escogerlos sabiamente priorizando los detalles. Al gris le sientan bien las maderas claras y otros colores neutros.
 
Begoña Suso

30 comentarios:

  1. Muy interesante el post y los tips para combinar el gris! Soy nueva en esto pero hace poquito escribí un post en mi recién estrenado blog, sobre este color que descubrí que me encanta. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. AMO paredes cinzas! Não foi à toa que escolhi essa cor para as paredes do meu jantar! =)
    Beijos.

    ResponderEliminar
  3. Estoy pensando pintal el salón...y creo que me has convencido!!!!!!!!
    Un color perfecto ♥ ♥ ♥
    Feliz viernes

    ResponderEliminar
  4. Me encanta ese color! siempre que quiero pintar alguna pared pienso en esa gama, y luego no se porque llegado el momento elijo colores mas vibrantes.
    Me parece moderno y elegante....
    Cariños y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Genial!!! Un post de consulta muy interesante!
    Besos!
    Veronica

    ResponderEliminar
  6. Una paleta con muchas combinaciones y de resultados estupendos.
    Feliz finde.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo haber visto hace muchos años un reportaje en una revista de decoración, un apartamento de un soltero pintado de gris antracita y la verdad es que me impactó muchísimo, era una época en la que sólo estábamos acostumbrados a ver el amarilo y beigs en las paredes!sin embargo lo recuerdo porque me gustó , y hoy podemos decir que el gris es uno de los colores preferidos en la decoración de hoy.
    Me encanta sobre todo combinado con blanco y berenjena.
    Enhorabuena a Begoña por éste excelente informe!

    ResponderEliminar
  8. Ahh se me olvidaba Lucía! Atrévete con las paredes grises! Te quedará un baño sofisticado y actual!

    ResponderEliminar
  9. Que entrada tan interesante.
    Soy muy fan del gris, así que...creo que voy a seguir tus pasos y se lo voy a enseñar al hombre de la casa, a ver si puedo convencerlo de pintar una pared gris,jajajajaja. Que no hay manera de convencerlo...

    Como te dicen más arriba, atrévete con el baño, te quedará genial,seguro. Y no te olvides de enseñarnos el resultado... jejejeje...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Genial la aportación. Lo seguiremos al detalle. Con tal explicación no hay lugar para dudar y nos lanzaremos al poder del gris. Saludos. Montse

    ResponderEliminar
  11. He de decir que desde hace años vivo rendida ante el gris. Empecé con la habitación de Danielle con un gris combinado de rosas que resultó elegante y divertido. Finalmente, mi pasión por él, me hizo trasladar sus encantos al resto de mi casa. Nunca acerté tanto con un color. y ojo que es supercontagioso! con los muebles blancos y la madera clara resulta espectacular. Estupendo post Begoña. Besos
    Patricia La Camera

    ResponderEliminar
  12. Muy buen post!me has ayudado mucho,ya que,estaba pensando en pintar las paredes del vestidor de gris,pero no me llegaba a atrever del todo... ahora ya si estoy convencida,te invito a que pases por mi blog y me des tu opinion. un saludo

    ResponderEliminar
  13. Y el gris para pasillos, qué tal queda? Me gusta el color va muy conmigo

    ResponderEliminar
  14. Hola, está tan bien expuesto que convence al más escéptico, como yo. Mi mujer quiere que pintemos de gris y yo me resisto porque me recuerdan a muchos espacios de oficinas donde he trabajado (un prejuicio)
    Leyendo esta entrada, me he convencido. Pero tengo una duda; todas nuestras paredes tienen gotelé y creo que queda mejor con la pared lisa. ¿Qué opinas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegra que te hayas convencido. Le he pasado tu duda a la experta y esto es lo que me cuenta Begoña: Mi respuesta es que cualquier color queda mejor con la pared lisa ya que el gotelé hace sombras y los colores se ven mejor en liso, pero si no queremos refilar las paredes ya que eso supone una pequeña obra pues tendremos que pintar sobre el gotelé. Todo depende del gusto de la persona. A mí en concreto no me gustan las paredes con gotelé pero hay personas que sí.

      Eliminar
  15. en gotelè tambien queda muy bien e incluso lo disimula, no te cortes todas las gamas del gris son preciosas

    ResponderEliminar
  16. Hola muchas gracias por los tips y consejos para tener en cuenta, mi casa la pintaré con en base a este color y ya sé lo linda que va a quedar, estoy muy contenta!

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola! Estoy buscando imágenes de salones en tonos grises pero con muebles de color madera clara, ya que en breve nos mudamos de casa y así es como queremos nuestro salón. La idea es poner una pared (la más pequeña) en color gris oscuro, otra gris claro y el resto blanco. Lo cierto es que casi todas las fotos que encuentro son de espacios con paredes grises y muebles de color blanco, lo cual me gusta, pero no es como quiero mi salón. Y ahora viene mi pregunta: ¿qué sería mejor, muebles claros u oscuros? Me imagino que quedarán mejor claros, pero no sé...¿alguna idea? Gracias por el post, ¡me ha gustado mucho!

    ResponderEliminar
  18. Hola Paqui. Soy Begoña de Mandarina Showroom, la que ha escrito el post sobre el gris. Si te gusta el gris no dudes de que con muebles de madera quedará bien. Quizás en el post sobre el gris está combinado sobre todo con muebles de color blanco pero si me mandas un mail a info@espaciosmandarina.com te puedo hacer llegar imágenes de paredes en gris con muebles de madera. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Begoña,¿ que tal crees que quedaría para un salón una pared gris claro,las otras blancas y las molduras un tono de gris más oscuro? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  20. puede quedar bien aunque yo recomiendo más con las molduras en blanco

    ResponderEliminar
  21. Hola Begoña, acabo de ver este post, sé que es algo tarde desde que lo has escrito pero ya sabes... una nunca sabe cuando tiene que decidir el color de las paredes. Tengo una entrada en la que quiero combinar unas paredes blancas con una gris y el techo también en gris, el techo es un foso que está rodeado de una falsa biga en la que irán unos halógenos, y estará pintada en blanco. Estaba pensando en darle un color más claro al techo que a la pared, que opinas?? gracias

    ResponderEliminar
  22. Hola Laura. Nunca es tarde. Lo bueno es que hayas visto el post y te podamos servir de ayuda. Me gusta la idea de darle un color más claro al techo que a la pared además así crearás algo de contraste con la falsa viga en blanco. Buena idea!!!

    ResponderEliminar
  23. un post muy util y para todos los gustos ,, gracias!!

    ResponderEliminar
  24. Hola me gustaria saber como es la mejor manera de combinar 2 tonos de gris.estoy pensando en pintar el salon.como es la mejor forma de combinat los tonos en las paredes.3 claro y una oscura o 2 y 2.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo depende de lo que quieras hacer con el color. El color lo utilizamos para separar ambientes o para destacar una pared... Si tienes en el salón dos ambientes puedes separarlos mediante el color. En cambio si es sólo salón y deseas crear un poco de contraste entonces pinta esa pared más oscura y el resto más claro en tono gris. Si quieres buscar inspiración en nuestro facebook solemos subir imágenes con propuestas de color. https://www.facebook.com/MandarinaShowroom. Espero te sirva de ayuda.

      Eliminar
  25. Impresionante post! Vaya tesis! Información súper útil y fotos llenas de inspiración.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que ya habrás pintado por qué ha pasado unos meses. Yo tengo la misma duda que tú, he estado preguntando en varias tiendas de pinturas y me han recomendado que pinte las paredes en gris perla

      Eliminar
  26. Hola, después de mucho buscar una opción para mi salón, me está convenciendo el gris, pero me da temor pues mi sala es muy amplia y con doble altura ¿que tono de gris me recomiendas? tengo mucha luz natural y desearía "refrescar" el ambiente. Saludos

    ResponderEliminar
  27. Hola, he puesto en toda la planta baja un zocalo gris medio con un terminal(moldura) en gris oscuro, la altura del zocalo no llega a un metro. Ha quedado muy coqueto pero no se de que color pintar el resto de pared. Lo que si tengo claro es que pintaré de blanco el techo y las molduras. Por favor, ¿me podrías aconsejar que color le iría mejor?. Muchas gracias.

    ResponderEliminar