sábado, 25 de julio de 2015

El proceso creativo detrás de una foto


Hace unos días fui a una charla sobre fotografía culinaria en The House y debo reconocer que nunca me había planteado el enorme trabajo que hay detrás de cada buena foto. Yo, que soy más de disparar casi sin pensar, me sorprendí con la minuciosa elección de cada detalle que realiza Fátima Gómez antes de dar al botón de disparo. Busca inspiración, elige con mimo el menaje, la luz -siempre natural-, los colores, el plano... dando forma a un todo, a una fotografía, que te seduce a primera vista. Además de fotógrafa, Fátima es estilista gastronómica y directora de arte y, sin duda, tiene una sensibilidad especial. Dice que entiende la fotografía culinaria como una manera de transmitir sentimientos y emociones. Cada una de sus instantáneas, asegura, encierra una historia propia. Cuando se enfrenta al proceso creativo de la fotografía se siente como un compositor creando su melodía. El mejor testador es su hermano, al que envía la foto nada más hacerla. Si le despierta el apetito, sabe que la imagen funciona. Ya me contarán si les ha entrado hambre.







domingo, 12 de julio de 2015

Un pequeño jardín en La Laguna


Tras mis años de estudiante en La Laguna, hace poco regresé a la ciudad. La encontré tan bonita como siempre y, para mi sorpresa, algo renovada. En este tiempo han surgido nuevos negocios. Hoy les muestro uno de ellos que llamó mucho mi atención. Se trata de El Jardín de Maquila. Desde que pasé por delante, mi sensor situado en el rabillo del ojo lo percibió y me alertó de que algo al fondo me iba a gustar. Desde la entrada ya se divisaba el pequeño jardín, tan sencillo y tan bello a la vez. Sus propietarios, Jorge y Laszlo, pusieron el alma y mucho sudor en la creación de este espacio que levantaron desde cero y se nota. Es difícil trasladar a palabras la sensación de tranquilidad que este hermoso rincón transmite, lo mejor es que vayan y lo prueben.

  






  



  


jueves, 2 de julio de 2015

Una mirada de Vegueta en blanco y negro

Alejo Flórez-Estrada, Pepa Guerra y Leo Saavedra en una foto realizada por Iraya Pérez

Cada uno tiene su oficio pero comparten una afición, la fotografía. Una pasión que les ha llevado decenas de tardes, cámara en mano, por Vegueta captando instantes que reflejan su visión del casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria. Una mirada en blanco y negro que llega a modo de exposición. La idea de esta muestra surgió del azar. Tras descubrir casi por casualidad La Otilia, una antigua vivienda reconvertida en bar de tapas en la Plaza San Antonio Abad, terminaron convirtiéndose en asiduos del local. Casi sin darse cuenta acabaron muchas noches en ese lugar, siempre con una cerveza o una copa de vino y sus cámaras sobre la mesa, recordando las fotos que habían realizado ese día. Y así, una de esas noches surgió la idea de exponer las instantáneas en su querida Otilia. Enseguida comenzaron a imaginar cómo sería. Si quieren conocer el resultado, tienen todo el mes de julio para visitar Dis Par











Fotos de Pepa Guerra

Espero que les guste. A mí me encantó la expo y también La Otilia, un lugar relajado donde tomarte algo casi como en casa.  Sus paredes desconchadas, sus muebles recuperados, sus tapas tan sencillas como ricas y sus amables propietarias te convencerán. 

miércoles, 1 de julio de 2015

La experiencia de comer en una frutería


Hace unas semanas visité por primera vez Fruit'n co Vitamina bar Triana. Un lugar que nace con la voluntad de comer cien por cien natural. La idea fue crear una frutería donde comer y beber alimentos naturales, sin conservantes. El almacén son las propias cajas de frutas y verduras frescas que llegan diariamente. Tienen menú al mediodía aunque de momento no lo he probado. Sí sus limonadas, zumos, yogures y su deliciosa tarta de plátano. Un lugar, además, en el que todos tienen cabida. Hay un espacio para los niños con una pequeña mesita donde disfrutar de una merienda sana y también un pequeño bar para mascotas en la terraza donde podrán reponer fuerzas tras un largo paseo por Triana. 






 


domingo, 21 de junio de 2015

"Bello e imperfecto"


Conocí Balakata gracias al programa Diseño de autor de Canal de Casa. Hasta el momento solo he visto sus tejidos a través de la pantalla del televisor y del ordenador pero estoy deseando conocerlos en persona y poder tocarlos. Tejidos hilados a mano en telares artesanales de los que se enamoraron dos amigas, Macarena y Lola, creando en 2011 Balakata. El nombre surgió de una planta que crece en India, el país en el que vieron nacer su proyecto. Además, dicen que al pronunciarlo repetidas veces les recuerda al ruido de los telares trabajando. Apasionadas de las cosas hechas a mano, despacio y con materiales naturales, intentan recuperar técnicas que han ido desapareciendo, como la estampación a mano con bloques de madera. Sus productos son, como ellas dicen, bellos e imperfectos.