domingo, 22 de julio de 2012

Belleza pura

Algunas personas sueñan con un vestido a medida de Armani. Yo con un mueble realizado por Helder Caetano. La madera siempre ha sido mi material preferido, tal vez por su calidez, por su belleza natural, pero también porque me parece que cuenta historias fascinantes. Historias que no siempre entiendo pero que me encanta oír. Me emociona cuando un ebanista habla de una pieza con pasión, cuando elige cuidadosamente el corte del que elaborará el mueble, cuando se fija en cada veta como si le hablara... todo ello unido a un profundo respeto por el trabajo artesanal, hace que Helder se haya situado entre mis preferidos.
Esta mesita de centro está entre mis favoritas. De líneas sencillas y estilo años 60. Belleza pura y natural.
Y de una pieza que me enamoró por su sencillez a otra que me cautivó por su originalidad. Hablamos de Naúfrago, su primer proyecto al inicio de su formación. Nunca lo llegó a terminar. Su autor asegura que de la ausencia de límites surgió algo inesperado. Un mueble de dormitorio que yo colocaría en un museo. Para mí, una auténtica obra de arte.
Muchos de los muebles de mi casa son hechos a medida, no por él que aún no le conocía, pero a los que no puedo dejar de mirar. Lo mismo me pasa con sus obras. Quizás algo tenga que ver también el hermoso lugar del que nacen. De origen portugués, Helder lleva años viviendo en un hermoso pueblo de Granada. Les dejo el enlace de su blog para quienes quieran conocerle mejor.
Fotos: Patricia Guerrero y Ámparo Ojeda

3 comentarios:

  1. que belleza!!!!!! me encanto, ahora voy a su blog!!! besos

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh como me gusta las creaciones de Helder! es impecable!
    Besos guapísima!

    ResponderEliminar
  3. Que detalles mas encantadores son realmente sorprendentes.

    ResponderEliminar