miércoles, 15 de junio de 2011

En busca de un Ángel

 

Mi amigo quería una casa moderna pero a la vez acogedora y con un toque serio (eso último parece difícil teniendo en cuenta que es la persona con la que más he llorado, de risa, en toda mi vida) y lo consiguió. Un piso en el que cobra gran protagonismo el color, especialmente el negro y el gris, pero con algún toque de rojo que fija nuestra atención. Pero como casi siempre lo mejor se esconde tras los detalles. Les contaré la historia de un ángel. Lo vio por primera vez en una tienda de antigüedades, cuando acudió a comprarlo ya lo habían vendido a una discoteca, cuando está cerró lo adquirió otro local. De este modo le fue siguiendo la pista por toda la isla hasta que por fin acabó en sus manos, concretamente en su dormitorio. Así es él y así es su casa.

Un salón en negro y gris en el que destaca el papel pintado de la pared (todo un acierto) y el cuadro del fondo, obra de Juan Cabrera. El gusto por la estética de mi querido amigo se nota hasta en el más pequeño detalle de su casa.


El comedor y la cocina están abiertos al salón en un único espacio sobrio, elegante, moderno y sobre todo, con mucha personalidad. El original diseño del espejo le da un toque fantástico a la estancia en la que siempre hay flores frescas.


Un dormitorio tranquilo en el que tener dulces sueños sobre todo cuando un ángel tan deseado te custodia.

4 comentarios:

  1. Me parece una casa con un encanto muy particualar...

    ResponderEliminar
  2. Su casa, a su imagen y semejanza. Genial la historia del angel...

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Luci! La casa y el blog. Cuanto gusto!
    Enhorabuena compi!
    Un besote
    Malole

    ResponderEliminar
  4. Confirmo que quien vive es esta casa es un ángel, pura belleza, un amor..........
    Felicidades por tu bonito blog, ánimo!

    Saludos,

    Ana Cruz.

    ResponderEliminar