sábado, 24 de enero de 2015

Telas con historia



Conocí El Taller de Chloe a través del blog Etxekodeco y me enamoré a primera vista. El otro día viendo uno de los programas de Chus Cano, que me encantan, en Canal de Casa, confirmé mi primera sensación. Me gusta todo de la tienda, todo con ese sabor antiguo, pero estoy especialmente enamorada de sus linos del siglo XIX. No paro de pensar en la idea de hacerme con algún metro para tapizar una silla, hacer un camino de mesa o un cojín. Ya les contaré qué decido. De momento, seguiré soñando con estas maravillosas telas. Por cierto, una curiosidad, están recuperadas de sacos antiguos. 









5 comentarios:

  1. De verdad que son bonitos los linos rústicos, una maravilla, tambien me gustaria para unos caminos.etc
    besos

    ResponderEliminar
  2. Preciosas, me gustan para todo y combinan con cualquier estilo, las veo muy versátiles
    un besazo

    ResponderEliminar
  3. Que bonitas son estas telas Lucia y quedan bien casi con cualquier decoracion ,en pequeñas dosis claro !!
    Besitos .

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi también me encanta este estilo sencillo, rústico como de antaño... Quedan bien en todo y con todo verdad?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Tengo la suerte de tener un montón de estas telas de mis abuelas y bisabuelas. He hecho cojines con alguna. Son preciosas.

    ResponderEliminar