viernes, 12 de abril de 2013

Lord Chester

 
Hola a tod@s. Ahora que se acerca el fin de semana les deseo agradables ratos de sofá en buena compañía. Y en que mejor lugar que en alguno de estos Chester que hoy nos trae Patri en su post.

Hay días increíbles, como el de hoy. Como tal, comienza después de 8 horas de sueño y el sonido de mis dos  risas preferidas. Así, hasta el pie más izquierdo reconduce su semblante. Horas más tarde, ya en la calle y en compañía de un día soleado, di con una de esas personas que tienen mucho que contar y sobre todo que transmitir. Fue su ímpetu, su fuerza, su carácter decisivo y su ilusión por las cosas lo que me hizo escucharla de forma apasionada. Sin duda empatizamos. Hablamos de la importancia de los sueños, viajamos y cambiamos el mundo por segundos. Parece magia, verdad? De repente, así por así, das con alguien con quien compartirías, no un  café, sino miles y horas en lugar de un puñado de minutos fortuitos. Y justo en esta línea les presento a Chester, un sillón perfecto para localizar estos momentos y prorrogarlos en el tiempo. Yo sueño con él desde hace años, 4 para ser más precisos. Éste vivía en el centro de Londres, en una cafetería de  Kensington Park Road. Perfecto acomodador de charlas, nos sentamos en él en muchas ocasiones. Sobre la mesa, casi por norma, un delicioso carrot cake para compartir, su siempre espresso y mi  mítico té verde. ' Mi Chester' brindó momentos geniales. Risas tímidas, escandalosas, conversaciones trascendentales y en una ocasión las mejores imitaciones del mundo; las de mi amiga Hellen. Siéntense con quien ustedes elijan y verán su efecto.
 


 
 
Es una de las piezas más simbólicas del diseño tradicional inglés. Hay más de una teoría sobre su origen pero la más respaldada sitúa a Philip Stanhope, cuarto conde de Chesterfield como protagonista. Quería un sofá destinado a los caballeros de la alta sociedad. Una pieza que les permitiese sentarse con la espalda totalmente recta en  los clubes más selectos. Tan curioso capricho buscaba evitar posturas inadecuadas y  poco gentiles para tan nobles señores. Fuera o no ésta su verdadera historia, lo que  está claro es que este sofá de cuero de principios del XIX y caracterizado por su diseño en capitoné responde al nombre de Chesterfield. Quién le iba a decir a su creador que se traía entre manos lo que se convertiría en todo un icono del diseño.





Miren estas dos joyas. La combinación es genialmente escandalosa. El burdeos, de la mano del marrón y el verde son las opciones más clásicas; sus colores de siempre. A día de hoy son los extensos muestrarios de pieles los que abren un abanico de posibilidades.






El Chester es todo un sinónimo de calidad. Sus brazos a la misma altura que su respaldo se ha convertido en su principal distintivo. Aunque sometido a los cambios y antojos de cada tiempo, su estructura, tantísimos años después, permanece casi intacta. Por aquellos tiempos su elaboración llevaba  de 60 a 100 horas de trabajo a mano. Hoy en día esta labor se sintetiza, claro está. Las fábricas nos permiten adquirirlo a precios más razonables y adaptarlo a nuestras necesidades. 








Si tuviera sexo, sería masculino. Aunque con un perfil varonil muy desarrollado, cautiva por igual a  hombres y mujeres. Encaja sin calzador en esosa mbientes sobrios, le va como un guante a los espacios industriales y encuentra su lugar, como contrapunto, en cualquier tipo de apuesta. Así podríamos seguir todo el día porque tiene un saber estar con mayúsculas. Su fisionomía robusta y angulosa destilan elegancia y carácter.



Lo adoro por su versatilidad, por su poder para superar épocas, por su habilidad para desbloquear ciertos patrones, por su percha, su tradición british y su capacidad para sentenciar. 





Y me despido con su versión más veraniega y con las alternativas que proponen algunos fabricantes para los amantes de este sofá. En este caso adaptado para que sobreviva a las inclemencias del tiempo. Estas propuestas se visten de polietileno y de luces.




Ya ven, Chester, sumamente camaleónico, fue creado para perdurar. Hoy más que nunca, los clásicos nunca mueren.
Post by Patricia La Camera
 
 
Vía: ministryofdeco; capitonémakeseverything, urberinteriors, shopcade,thedecosoul,midnightblue,netvibes,locodeco,celadoncollection,latimes,welke,thedecosoul,spencerinteriors,giachi,designathome,thediversionproyect,nevernevernevergiveu,;whereisthecool,littlebluedeer, whiteapartment,bellehistoire,etc.
 
 

12 comentarios:

  1. Que chulada de post, me ha encantado, super alegre para la primavera. Gracias, gracias

    Marina

    ResponderEliminar
  2. Que ganas de tener uno!!
    Son una maravilla, visten una estancia de una manera muy elegante y sofisticada!!
    Buen fin de semana!
    Veronica

    ResponderEliminar
  3. Bonito y romántico post como siempre,yo también quiero uno.
    Besitoss.

    ResponderEliminar
  4. Una pieza atemporal, elegante y con mucha personalidad que enamora en cualquier color, a mí el rojo me ha encantado y el de la foto 9 empezando a contar por la última, feliz finde!

    ResponderEliminar
  5. Precioso....me trae algunos recuerdos.Angeles

    ResponderEliminar
  6. Los blancos me han encantado, pero el resto tampoco tienen desperdicio. Con esta selección tan chula nos pones los dientes largos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Que maravilla de post.Un hermoso viaje por la historia del chester y sus variaciones.Yo como tapicero siempre he dicho que es el Rolls Royce de los sofás.Por, como bien dices, su saber estar,su presencia,su elegancia, lo que transmite.Un buen chester artesano es una obra de arte.Con su capitoné profundo en 3D.
    Felicidades por el blog
    Oscar
    http://tapizame.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias a todos!Este sofá es increíble.Tengo q buscarle un hueco como sea.Muak.Patri

    ResponderEliminar
  9. Lucia!! muero por uno!!!! hace años.... me encantan mucho!!!!! esos con los almohadones gastados!!! que lindos por favor, todas las fotos divinas, voy a pinear algunas!!! =) beso grande

    ResponderEliminar
  10. En la cocina ¡ Me encanta...! menuda selección...

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las primeras fotos, son una preciosidad!! ¡Quién tuviera una casita así! :D

    ResponderEliminar
  12. Muy buena selección de fotos. Felicidades Patricia!
    http://easo20.wordpress.com/
    http://contutuybotas.wordpress.com/

    ResponderEliminar