lunes, 21 de enero de 2013

La Casa de Vegueta

 

Como muchos ya sabrán soy una enamorada de los bed and breakfast. Si puedo, siempre opto por este tipo de alojamiento más personal y auténtico en mi opinión. Más de una vez me he preguntado por qué no habría ninguno en el casco antiguo de Las Palmas de Gran Canaria, un lugar ideal para un b&b con encanto. Pues bien, ya lo hay. Se llama La Casa de Vegueta y es acogedora y preciosa. La descubrí hoy a través de un enlace de facebook de mi amiga Patri y no he podido esperar para compartirla con todos ustedes. Solo mirando las imágenes ya siento la paz de la casa y de uno de los ricones más hermosos de la ciudad. Ya me veo tomanto un té en ese patio. Qué disfruten de la visita.

 
El pavimento de baldosas hidráulicas es uno de los grandes protagonistas de la casa. Es el original de la vivienda construida en 1913. Hay seis tipos distintos de dibujo y colores entre todas las habitaciones. En el patio, se utilizó una trepa geométrica de tres colores.
 
En el comedor, se sirve cada mañana el desayuno. Zumo de naranja natural, fruta de temporada, confituras caseras, tomate canario con aceite y escamas de sal de Fuerteventura, pan y otros alimentos que alegran esos momentos de tertulia viajera entre los huéspedes.


En cuanto al estilo decorativo. Me encanta como lo define su propietaria. Ana asegura que se trata de un proyecto de interiorismo espontáneo. Dice que las piezas iban apareciendo y sorprendentemente iban encontrando su sitio. Además, tuvo ayuda. Cada familia que se enteraba del proyecto le iba regalando o prestando algo bonito (una lámpara, unos apliques, un aparador, un sillón...).  El primer empujón, afirma, llegó hace mucho, ya que es obra del importante arquitecto canario Miguel Martín Fernández de la Torre. De hecho, aunque él no vivió en esta casa, parte del mobiliario fue diseñado por él o formaba parte de su patrimonio personal (alcobas, mantelerías, vajilla y otros enseres) que llegaron de una casa suya en San Mateo y cedidas por su nieto, amigo de la propietaria. Después vino otra gran ayuda mucho más cercana. La de Hermina, su madre, quien le inspira. Ana asegura que fue un placer trabajar juntas y fueron incorporando piezas: un viejo arcón familiar de más de doscientos años, una antigua bañera de una sola pieza de granito que conviertieron en fuente, cuadros, telas... y otros detalles más modernos que han dado forma a este lugar ecléctico y maravilloso. 

12 comentarios:

  1. pues como no conozco Las Palmas de Gran Canaria... igual le tengo que poner remedio rápido... Un besote... y gracias por la información, me ha encantado!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los suelos hidráulicos y el patio!!!
    Preciosa casa.
    Un saludo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  3. Un lugar para perderse sin billete de vuelta.
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  4. Precioso, la verdad es que tiene que resultar de lo más placentero tomarse un cafelito en ese patio tan maravilloso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué sitio tan lindo y lo tengo ahí mismo!
    Buenas noches.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Preciosa casa. Iniciativas como éstas hacer revivir nuestra bonita ciudad!!!
    Yo también soy una enamorada de los B&B
    Nuria Padrón

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu descubrimiento.. Cuando vaya a mi isla vecina tengo que pasar a disfrutarla! Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el patio, con la bañera como fuente y plantas en su interior, los hidráulicos,.... Un sitio por conocer sin duda alguna! Bs Sagra

    ResponderEliminar
  9. Maravilloso descubrimiento de visita obligada!!! Precioso!!!

    ResponderEliminar
  10. Sabía que te iba a encantar!! Yo todavía no lo he pisado y ya me encanta. Se respira paz! Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Hermosa casa que belleza, todo una obra de arte.

    ResponderEliminar
  12. Sencillamente una casa espectacular...

    ResponderEliminar