lunes, 24 de diciembre de 2012

En las mesas... DICIEMBRE

 
Para los que lo estaban esperando, lo sé, llegá un nuevo post de Patricia La Camera. Aprovecho su hermoso trabajo para desearles unas felices fiestas a todos. Es la segunda Navidad de deandarporcasas y es un placer que cada vez seamos más invitados a la mesa. Un abrazo enorme.
 
Llega la puesta a punto de algo tan especial como tradicional; los momentos de tertulia, el escenario del brindis y el exceso, los encantos de una buena velada y un puñado de abrazos y buenos deseos. La Nochebuena y Fin de Año tienen un enorme poder de convocatoria. Con más o menos ganas, los hogares  de medio mundo, lucen ya sus mejores galas para acoger las últimas y más especiales noches del año.  Porque la ocasión lo merece, nos asomamos a la ventana para ver  más de 40 propuestas sobre la mesa. 

 

En muchas hogares, desde días antes, arranca una carrera casi de fondo. Es el momento de cuadrar los elementos más tradicionales de una casa, si los hubiera. La cubertería, la mantelería… y cómo no, el menú; el invitado que da sentido a una noche cargada, en los mejores casos, de luces, sabores, reencuentros, risas y turrones.
 





 
Fotograma a fotograma, cada año, la misma secuencia echa a andar en mi cabeza. Imagino en los hogares el ajetreo que marca el despegue de una velada especial; una dinámica de preparativos frenéticos establecidos por los que han de llegar a tiempo a casa de algún familiar o los que  ultiman su mesa y airean ya el vino para recibir a los suyos como se merecen. Fuera, en la calle,  se apresuran  los últimos desplazamientos, quedando poco después unas horas de silencio en compañía de un tímido alumbrado navideño. La crisis este año no ha dejado títere con cabeza. Es entonces cuando las casas  se tornan vibrantes, bulliciosas… un cocktail de voces, risas, burbujas y cómo no, recuerdos y pensamientos para los que ya no están para compartir esos momentos. A esos encuentros tradicionales del calendario de Diciembre van encaminadas estas propuestas con las que les invito a tomar asiento.






Para aquéllos que van a pasar estos días en el campo junto a una chimenea, una apuesta más rústica y campestre. Igual que cada edad y momento tienen sus claves a la hora de vestir, cada lugar dicta también sus códigos. La concordancia es sinónimo de buen resultado.





Las mesas más protocolarias siguen las directrices de una batuta exigente; unos criterios, para muchos, demasiado encorsetados. A los que se encomiendan a este guión les dejo un boceto-guía para que no se les escape detalle. El perfeccionismo empieza por un mantel que ha de tener, como mínimo, una caída de 40 cm por cada lado si queremos lucir las patas, si no es el caso, debe llegar al piso cubriéndolas en su totalidad.





 
No seguir un patrón hermético a la hora de presentar una mesa no es sinónimo de mala praxis. La estética es, desde mi punto de vista, la clave más destacable de la pirámide. La mantelería neutra, el cristal, las eternas velas y el oro o la plata convierten cualquier apuesta en un resultado seguro y elegante. El verde es, también, un apunte emblemático por estas fechas.







 

Antes de arrancar estas fechas de ajetreo, mis padres celebran con sus amigos más íntimos una cena muy especial. Ese día la casa ya huele a Navidad, la chimenea está encendida y la música de mi padre ambienta. Su ilusión por este encuentro es irremediablemente contagiosa. Mi madre se vuelca con cada detalle...  En este caso les muestro la mesa que utilizó como auxiliar, llena de claves vintage y con un resultado especialmente silvestre. Los espejos cuadrados y las velas aportaron luminosidad y romanticismo.



Ojo, que el rojo bien medido alcanza buenos resultados y tiene muchos adeptos.  ¿Qué sería de la Navidad sin sus pinceladas? No soy su más fiel seguidora pero he de reconocer que estos momentos  de luces y burbujas encuadran perfectamente en un marco  con el rojo como protagonista.

 


 
 

Yo descorcho mi botella encaminada a esos preparativos y con una carpeta de deseos bajo el brazo, seguramente demasiado ambiciosos y exigentes. No son buenos tiempos para creer en determinadas cosas de capital importancia, pero hay que intentar despejar la mente. Este año  en nuestra larga mesa hay comensales muy especiales para mí y eso disuelve por momentos la realidad que vivimos. Bienvenida la clave familiar, en la que creo, los buenos amigos y los amores de mi vida. Brindo por eso y como no, por terminar la velada con una note dulce. Con eso le dejo. Chin Chin y que suenen bien las copas. ¿No dicen que así ahuyentamos los fantasmas? A ver si es verdad, el mundo se pone del derecho y las cosas cobran su sentido.



 

Vía: bable, el secreto de la Provenza, decoestilo, fotocasa, sittinginatreeevents, housetohome, hamptonhostess, jldesigns, bellemaison, weekdaycarnival, dreamywhites, desdemventana, the-basket-of-inspiration, christmas inspiration in black and White, chic deco, stylizimo, indulgy, smallplacestyle, decoracion in, pekepijis, zarahome, styleestate, vnksecrets, emporio74, ikea, zara-home, tinywhitedaisies, houzz, coxandcox, mybakingaddiction, paysdemerveille, culinographie,…
 
Post By La Camera

12 comentarios:

  1. Unas mesas preciosas .
    Feliz navidad guapa !!

    ResponderEliminar
  2. bonitas imágenes! y bonitos deseos, feliz Navidad a las dos!!

    ResponderEliminar
  3. Feliz Navidad y mil gracias

    ResponderEliminar
  4. Menuda exhibición de buen gusto, yo que no decoro..., pero sí que me queda sensibilidad para reconocer que todo esto es precioso. Feliz navidad

    ResponderEliminar
  5. Feliz navidad Lucía, unas mesas preciosas. bs.

    ResponderEliminar
  6. Wow... menudas mesas, qué envidia! Se ven preciosas...
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Menudo post más completo!

    Feliz Navidad a ti también
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Cada vez me gustan más las Navidades blancas, ¿será por el villancico o por imágenes como las que nos muestras? ¡Feliz Navidad y Feliz Año nuevo!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por dejarnos ver tantas cosas bonitas,felicidades.

    ResponderEliminar
  10. woooww q postres y con esas fotos la navidad tiene otra cara
    perfumes aquí

    ResponderEliminar