lunes, 30 de enero de 2012

"La madera con la luz es magia pura"


La primera vez que vi una lámpara de LZF fue en una de mis múltiples visitas al showroom de Trastornados (c/Pérez Galdós 13. Las Palmas de Gran Canaria). Fue la Nut, lo recuerdo perfectamente. La miraba cada vez que iba soñando con dónde la colocaría en mi casa. Ahora, que he descubierto algo más de la firma que las realiza, me gusta aún más. La Nut es uno de los cincuenta modelos que tiene la marca. Todas elaboradas artesanalmente a mano creando formas casi escultóricas.
Mariví Calvo, de Valencia, y Sandro Tohill, de Australia, forman la pareja creativa de LZF y su historia me ha enamorado. Reformaban su piso cuando por casualidad dejaron unas chapas de madera sobre una mesa y se les ocurrió hacer una lámpara. Así empezó todo. Comenzaron fabricándolas ellos mismos en su casa hasta que un día un hotel les encargó dos mil, había llegado el momento de crecer. Ahora son más de una veintena de artesanos los que fabrican estas auténticas obras de arte. Dicen que "la madera con la luz es magia pura". Y ustedes, ¿qué opinan?
Anfora-M, escultura de luz
Anfora es una lámpara diseñada para motivar los sentidos. Su pantalla tridimensional permite un curioso juego entre el espacio exterior y el interior. La luz baña la pantalla creando reflejos y planos de transparencias. Su diseñador, el español Miguel Herranz, ha seguido con su tendencia hacia lo orgánico, creando una figura que refleja la complejidad de la naturaleza viva. Sus láminas entrelazadas crean distintos planos de intensidad.
 Carambola-S, honestidad desde su forma
Carambola atrae por la honestidad de su forma y ha sido creada por Óskar Cerezo, un diseñador de origen vasco-suizo afincado en Berlín. Las redondeces que se insinúan y su juego entre madera y blanco, crean una luz difusa y un agradable efecto en el ambiente. Carambola tiene reminiscencias orientales, algo que se observa con mucha claridad en su versión de techo. Gracias a esa simplicidad de líneas, es utilizada en una gran variedad de ambientes: hogar, espacios comerciales, arquitecturas efímeras… 
Agatha, la lámpara que florece
Agatha, diseñada para LZF por el español Luis Eslava, es una lámpara de suspensión cuya forma nace de la superposición concéntrica. Como ocurre en todas las creaciones de LZF, sus líneas nos recuerdan a las que encontramos en la propia naturaleza: una flor, un árbol, un animal…De aspecto ligero, transmite sencillez y originalidad. Esta lámpara “florece” en un sentido semiesférico.
Nut, tejido sencillo
Nut es una lámpara de suspensión que pertenece a la familia Orbit. Un entrelazado sencillo y un resultado final elegante que transmite continuidad. Por un lado, su apariencia ligera, y por otro, la calidez lograda con el uso de la chapa de madera. Nut, que en griego significa “Diosa del cielo”, recuerda formalmente –¡incluso etimológicamente! – a un “nudo”. Es un diseño de Taller Luzifer y un ejercicio para resaltar y descubrir las virtudes del Polywood®. Es una luminaria apta para espacios de hogar y comerciales.
Las ilustraciones me gustan casi tanto como las lámparas. Me parecen maravillosas.
Farolillo-S, memoria de papel
Farolillo, diseñado por el estudio australiano Bang Design (Brian Marshall y David Granger), rescata de nuestra memoria el placer infantil de decorar con lámparas de papel los árboles cercanos durante las fiestas. El farolillo, desde hace mucho tiempo, evoca un universo de bondad y familiaridad. La lámpara creada especialmente para LZF está formada una pantalla difusora interior cilíndrica, de algodón blanco, y una exterior de madera troquelada que le permite comprimirse o ensancharse, adaptándose a diferentes volúmenes. Farolillo es un auténtico espectáculo visual para disfrutar en el interiorismo de hogares o en el contract.
Totem, ritmo imponente
La lámpara Totem es un diseño fruto de la combinación, tanto en lo que respecta a sus creadores como a la fusión de sus formas. Sus diseñadores son el alemán Burkhard Dämmer y la española Mariví Calvo. Totem es una fusión de los modelos de lámpara Poppys y Pods. Está concebida para instalaciones en grandes espacios dada la monumentalidad de sus proporciones. Sus pantallas escalonadas forman un imponente volumen vertical lleno de ritmo y armonía.
Pod, semillas ondulantes
Diseñada por el alemán Burkhard Dämmer, ésta prima hermana de la lámpara de suspensión Poppy ofrece la versión más natural de los productos creados por el artista alemán. Pod es más compacta, sus lamas están menos separadas que en el caso de Poppy. A base de una repetición ordenada de las formas se consigue una plasticidad ondulante y de ritmo pausado, que gana fuerza cuando la luz atraviesa naturalmente las lamas de madera y se proyecta en el espacio. 
Poppy, plasticidad  sinuosa
La lámpara de suspensión Poppy (amapola en inglés), así como la Pod, son la expresión más natural que nos ofrece hasta el momento el diseñador alemán Burkhard Dämmer, en contraste con una tendencia formal concisa y sintética. Podríamos incluirlas dentro de un enclave geométrico-natural donde la repetición ordenada de las formas genera una plasticidad sinuosa que se refuerza cuando la luz atraviesa sutilmente sus lamas de madera y se escapa entre sus ranuras. Su interior es en realidad una forma de lámpara Pod y su exterior, una doble piel que le otorga su silueta final, abombada.  
 ¿Ya tienen su favorita? 

10 comentarios:

  1. Me fascinan estas lámparas, y los grandes espacios en las que las instalan, claro, pero sí, son impresionantes , quién pudiera..., pero...a efectos prácticos: acumularán mucho polvo?, es mi fijación a la hora de comprar las cosas

    ResponderEliminar
  2. Me encantan TODAs, adoro la mezcla y la calidez de las fibras naturales independiente del material que sea.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que son todas preciosas. Me gustaría ver cómo aguantan el paso del tiempo

    ResponderEliminar
  4. Una selección estupenda!!!
    No solo tienes una lampara, Es también una escultura.
    Besosss. Manoli

    ResponderEliminar
  5. m..Has dado en ell clavo, siempre me han encantado las lámparas de Luzifer, son una pasada, mezcla de escultura e iluminación,Son perfectas!
    besos
    Amina

    ResponderEliminar
  6. vaya pues tuvieron mucha suerte , que un hoteel les encargaran tantas lamparas , triunfaron a lo grande . el modelo que mas me gusta es el agatha .

    ResponderEliminar
  7. Muy buenas fotos. Éxitos en el Concurso 20Blogs.

    Te invito a que visites mi blog en la sección de cine, se llama “Cine para usar el Cerebro”:
    http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Has escogido divinamente bien, todas son maravillosas.Bss.

    ResponderEliminar
  9. La calidez de la madera es apropiadísima como material para una lámpara. Yo tengo muchas favoritas, es más, me parece que tu selección es sensacional, pero me quedo con la sencillez de la Nut.
    Un abrazo
    Fran

    ResponderEliminar