viernes, 14 de octubre de 2011

Una casa con música

Nada más abrir la puerta ya sabía que me iba a gustar. Bueno, la verdad es que al menos lo creía desde mucho antes. Lo intuía por el modo en que su dueña hablaba de su casa y por cómo es ella, con tanto estilo como su hogar. Me encanta el papel pintado, así que ya teníamos mucho ganado. Según recorría la vivienda encontraba decenas de rincones en los que detenerme a sacar una foto. Es todo tan bonito, tan lleno de detalles de vida, de historia, de música. Y lo de la música, en sentido literal. Además del piano de cola que preside el salón, hay otros instrumentos que se han convertido en piezas clave de la decoración.
 
Hay unas lámparas de techo espectaculares, pero también luces indirectas que dan una calidez especial a cada rincón. Me encanta el ambiente que generan.
Los dormitorios, incluidos el de la princesa y el de la reina de la casa, son realmente acogedores. Y, por supuesto, me enamoré perdidamente de los armarios entelados.  
 
Y nos despedimos de esta fabulosa casa con una de sus grandes protagonistas: una antigua mesa tocinera con una gran historia. Mi amiga la descubrió por casualidad en un paseo por un pueblecito de Jaén y se enamoró de ella. La reservó y la compró cuando aún ni siquiera tenía casa. Algo que su marido consideró una locura, pero una locura encantadora. Su flechazo fue tan grande, que diseñó una casa en el que ella era la protagonista. Este mueble típico en las antiguas cocinas de las casas campesinas, da un toque sorprendente a una casa llena de mezclas de ambientes. Normalmente su tapa suele ser de madera, pero en este caso es de mármol y es preciosa, una belleza que nace de la sencillez.

3 comentarios:

  1. Que bonita!es muy acogedora y se nota el calor de hogar,cada habitación desprende encanto,un besinnn

    ResponderEliminar
  2. El papel del dormitorio es ideal. Me gusta la idea de colocar las dos cómodas juntas.

    ResponderEliminar
  3. Tienes unas amigas con unas casas encantadoras que suerte tienes, la mesa campesina espectacular.
    Una casa acogedora y cálida.
    feliz fin de semana

    ResponderEliminar