lunes, 15 de agosto de 2011

Mi octava maravilla


Pocos lugares me han parecido tan maravillosos y mágicos como la Alhambra de Granada. Tanto si visitas esta joya de día como si lo haces de noche, su belleza te cautivará.



Contemplar la Alhambra desde el mirador de San Nicolás es una auténtica maravilla, es imposible dejar de mirarla. Cualquier momento es bueno, pero el atardecer tiene un encanto especial. Y ya en su interior te sientes rodeado de tanta belleza que abruma. Puede que no esté en la lista oficial, pero sí está en mi particular lista de las siete maravillas del mundo.

1 comentario:

  1. A mi tambien me parecio una maravilla, no solo la Alhambra, sino tambien otros lugares como la calle de las teterias. Un abrazo

    ResponderEliminar