martes, 2 de agosto de 2011

Manos que devuelven la vida




La restauración de muebles es un mundo que siempre me ha atraído. Me parece que hay algo romántico en rescatar una pieza del olvido y darle una nueva vida, y con frecuencia un nuevo hogar. Esta cómoda es un perfecto ejemplo. Estaba a punto de acabar en la basura, pero después de un buen decapado, un lijado y un arreglo en las guías de los cajones, Leo lo pintó en blanco roto y le dio un tinte en tono nogal a la parte superior. Con el barnizado acabó este espectacular trabajo. Y esta joya es solo un ejemplo de lo que Aldaba Restaura es capaz de hacer.



Este baúl es una de mis piezas preferidas. Ya era bonito antes, pero después del cambio de imagen el resultado es espectacular. La elección de Leo en esta ocasión fue pintarlo con rombos color plata.



Esta consola, nuestro último ejemplo, llegó al taller con el barniz muy estropeado. La parte inferior se tuvo que reconstruir, se igualó el color con el resto de la consola y se le dio un acabado con goma laca a muñequilla. Un esfuerzo que sin duda ha merecido la pena.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias Lucía por este post y por tu interés....Besos Leo

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla. Me encantaria ser capaz de hacerlo algo asi. Gracias por la informacion.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lucía la restauración me parece un mundo tan interesante y artístico a la vez, me gusta siempre que no se quite la esencia antigua .
    Gracias por acercarte a mi blog.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muy buenos los trabajos.
    Yo restauro todo lo que puedo, vamos, mas bien reciclo cosas que o bien se me estropearon, o las tenía guardadas y les busco una utilidad diferente.
    Las voy a ir poniendo en mi blog de manualidades.

    Muchas gracias por el voto que me has dado en Gastronomía.

    ResponderEliminar