viernes, 17 de junio de 2011

La Ciudad Azul

 

Chauen, Xauen o Chefchauen. Tres posibles nombres para una pequeña ciudad azul y encantadora. Si alguien busca tranquilidad y paz, éste es sin duda su lugar. La hospitalidad típica de Marruecos se hace aquí casi más palpable, posiblemente por su apariencia de pequeña aldea. Todo el mundo te habla y te intenta ayudar: desde el dueño del riad, hasta el camarero del restaurante, el propietario de la tienda o los vecinos del lugar siempre dispuestos a regalarte una amable conversación e incluso invitarte a comer sin conocerte de nada.

Sólo los vivos colores de las colchas y alfombras que venden en los puestos a pie de calle rompen el azul que tiñe toda la ciudad.

Las puertas y ventanas, ya lo irán viendo, me atraen de una manera especial. Y en este caso, si además son azules, aún más.
 

La sonrisa de los niños, que se repite viajes donde viajes, también cautivan el objetivo de mi cámara. ¿Qué se estarán contando estas dos pequeñas?

Dos detalles del encantador riad en el que nos alojamos. Un auténtico refugio para escapar del estrés. Seguro que pueden imaginarse cómo es desayunar aquí. ¡Qué ganas de regresar a esta terraza! y a la tranquilidad de Xauen.

Con este detalle de la terraza siempre repleta de flores nos despedimos de esta ciudad de cuento a la que siempre hay que regresar.

3 comentarios:

  1. Dios mío, qué maravilla! Habrá que ir.

    ResponderEliminar
  2. Me pones los dientes largos Lucy!! Muchas gracias por compartir con todos tus viajes y esos rincones tan especiales. Besos!

    ResponderEliminar
  3. No he estado nunca allí pero me recuerda a las islas griegas. Todas las casas pintadas de blanco y azul. Me lo apunto en mi laaarga lista de ciudades por descubrir. Gracias :)

    ResponderEliminar